jueves, 9 de octubre de 2014

Brownie de galletas Oreo.

Algunos de vosotros nos habéis dicho (el formulario de contacto, por cierto, está abajo a la derecha) que todo eso de las sopas, los arroces e incluso panes está muy bien pero que todavía no nos hemos marcado ningún postre. Es que veréis, en esta casa no somos muy de postres (codazo codazo, guiño guiño) y a Maite le cuesta ponerse a hacer estas cosas, pero va, ante la insistencia se ha sacrificado por vosotros, se ha metido en la cocina y aquí tenéis este brownie de sabor potente y preparación facilísima.




A primera vista puede parecer difícil, pero si seguimos el proceso punto por punto y con un poco de cuidado, esta es una receta que le sale a cualquiera por poco experimentado que sea. El resultado bien merece la pena. Es un pastel de textura firme pero que no queda reseco. Tiene toda la potencia del chocolate y se deshace en la boca en una auténtica oleada de sensaciones. Vamos, que está riquísimo.



Necesitaremos:
  •  165 g de mantequilla.
  •  200 g chocolate 70% de cacao.
  •  3 huevos enteros y 2 yemas de huevo
  •  1 vaina de vainilla.
  •  165 g azúcar moreno.
  •  2 cucharadas de harina.
  •  1 cucharada de cacao puro en polvo.
  •  100 g de galletas Oreo.
  • Azúcar glass para decorar.
Y ahora la elaboración:
  • Forramos con papel vegetal una bandeja o una fuente aptas para horno. La de la foto mide unos 30 cm. en la parte más larga.
  • Derretimos la mantequilla y el chocolate troceado en el microondas o al baño maría, removemos para mezclar bien. Reservamos.
  • Ponemos los huevos y las yemas en un bol grande, vaciamos la vaina de vainilla y batimos con las varillas hasta que doblen el volumen. Durante el proceso de batido iremos añadiendo poco a poco el azúcar moreno para que se integre bien.
  • Añadimos la mezcla de chocolate y mantequilla que habíamos reservado y mezclamos bien con movimientos envolventes usando esta vez una espátula.
  • Cuando esté todo bien mezclado añadimos la harina y el cacao en polvo tamizados para que no salgan grumos.
  • Troceamos con las manos 2/3 de las galletas Oreo y las añadimos.
  • Vertemos la mezcla final en el recipiente que habíamos preparado cuidando de que quede una capa uniforme.
  • Troceamos las galletas que habíamos reservado y distribuimos los trozos sobre la masa para decorar.
  • Introducimos el recipiente en el horno precalentado a 180º y horneamos durante 20 a 30 minutos.
  • Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
  • Decoramos con azúcar glas, cortamos en cuadrados y servimos.


Ojo cuidao:
  • Durante el proceso de mezclado con la espátula actuaremos con suavidad y mimo para que la mezcla no pierda el aire y se nos venga abajo.
  • El cacao puro en polvo no es Cola Cao ni preparado para chocolate a la taza. El que nosotros usamos es el de la marca Valor y se puede encontrar con facilidad en cualquier supermercado.
  • Si no tienes chocolate de 70% tampoco pasa nada, puedes usar cobertura o lo que tengas por casa pero si te gusta el brownie con un sabor potente, mejor si es de 70% o más.
  • Para vaciar la vaina de vainilla la abriremos con un cuchillo afilado y rasparemos el interior con una cucharilla. 
  • El brownie ideal debe estar crujiente por fuera y ligeramente jugoso por dentro. Para comprobar si nuestro brownie está cocinado, unos minutos antes de que se cumpla el tiempo de cocción le pincharemos con un palillo. El palillo debe encontrar una ligera resistencia para romper la corteza que se habrá formado y salir ligeramente húmedo. En nuestro caso, el tiempo de cocción han sido 25 minutos y el grosor del brownie de unos 2 cm.
  • Este brownie se puede tomar en frío o calentándolo ligeramente en el microondas. A Maite le gusta más caliente y a mí, realmente me da igual.
  • Para acompañar es ideal una bola de helado de vainilla. Nosotros compramos el de vainilla y bourbon del Lidl y está muy bueno.

2 comentarios:

  1. buah...buah...(lengua fuera con baba colgando) ya no digo nada mas.... con esto lo digo todo!

    ResponderEliminar

Y tú ¿qué me cuentas?